martes, 14 de febrero de 2012

LA EXTRAÑA DESAPARICION DE AMELIA MARY EARHART

Por:labitacoradelmiedo-elblogdeana
Amelia Mary Earhart fue una aviadora estadounidense, que nació en Atchinson (Kansas) el 24 de julio de 1897, fue célebre por sus marcas de vuelo y por intentar el primer viaje aéreo alrededor del mundo sobre la línea ecuatorial.
Amelia Earhart(es.wikipedia.org).
Amelia pasó buena parte de su infancia con sus abuelos maternos, quienes le proporcionaron un estilo de vida lleno de comodidades. Su abuelo, Alfred Otis, era un prominente juez retirado, quien pensaba que el padre de Amelia, Edwin Earhart, abogado de empresas ferrocarrileras, no estaba en capacidad de proveer a su familia un estilo de vida lo suficientemente holgado.
Durante su infancia, Amelia dio muestras de una personalidad inquieta y audaz, pues se involucraba en actividades propias de los chicos: escalaba árboles, se deslizaba en trineo y disparaba a ratas con un rifle. También tenía como pasatiempo reunir recortes de periódicos de mujeres famosas que sobresalían en actividades tradicionalmente protagonizadas por hombres.
Durante la Primera Guerra Mundial se enroló como voluntaria en labores de enfermería junto a su hermana en la ciudad de Toronto, Canadá, adonde atendió a los pilotos heridos en combate. También aprovechó la ocasión para visitar un campo del Cuerpo Aéreo Real. En sus propias palabras, fue allí donde terminó “picada por el gusanillo de la aviación”.
En 1920 Amelia asistió a un espectáculo aéreo en Long Beach y quedó prendada definitivamente de los aviones. Consiguió que la llevaran a bordo de un biplano en el que voló durante diez minutos sobre Los Ángeles. Sus palabras acerca de esta experiencia fueron: «Tan pronto como despegamos yo sabía que tendría que volar de ahora en adelante».
Sus primeras clases de aviación las obtuvo de la instructora Anita Neta Snook, otra piloto pionera. Durante esa época logró adquirir un prototipo del aeroplano Kinner al que llamó «el Canario», en el que sufrió algún que otro accidente. Ya en octubre de 1922 consiguió su primer récord de altitud al volar a 14.000 pies (4.267 metros) de altura. Para 1923 obtuvo la licencia de piloto de la Federación Aeronáutica Internacional, siendo la décimo sexta mujer en recibirla.
es.wikipedia.org
En abril de 1928, Amelia recibió una llamada que cambiaría su vida: el capitán H.H. Railey le preguntó si quería ser la primera mujer en cruzar el océano Atlántico. La idea de la aventura había sido de Amy Guest, una aristócrata estadounidense que había adquirido un Fokker F. VII.
Se trataba de recorrer, el 17 y 18 de junio de 1928, los 3.200 kilómetros que distan entre Terranova y Gales. Aunque sólo fue de pasajera de Wilmer Stultz, piloto, y Louis Gordon, mecánico, al finalizar la travesía, los periodistas centraron sus entrevistas en ella. Aquella joven, esbelta e intrépida, cautivó a la prensa desde el primer momento.
www.mujeresdeleyenda.blogspot.com
En 1932 decidió que ya estaba preparada para atravesar el Atlántico ella sola. El viaje se realizaría desde Harbour Grace hasta Newfoundland, en Gran Bretaña. El 20 de mayo aterrizó en Londonderry, en el norte de Irlanda.
Su fama y los reconocimientos recibidos fueron aumentando: el presidente Hoover le condecoró con la medalla dorada especial de la National Geographic Society; recibió las llaves de numerosas ciudades; y el congreso la condecoró con la Distinguished Flying Cross, dada por primera vez a una mujer.
En 1935 comenzó a planificar un viaje alrededor del mundo. De lograrlo, conseguiría alcanzar dos metas: ser la primera mujer en conseguirlo y utilizar una ruta distinta a la habitual en estas travesías. Y es que en los vuelos alrededor del mundo que se habían desarrollado hasta entonces, las etapas eran cortas y se realizaban a través de los cielos del hemisferio norte. Earhart quería intentar circunvolar el globo siguiendo la línea del ecuador. Según ella manifestó, esta travesía era el vuelo más importante que le quedaba por realizar.
Como acompañante escogió a Frederick Noonan, que estaba habituado a sobrevolar el Océano Pacífico. Además, llevó otros dos tripulantes como técnicos. Pero el viaje terminó fracasando: cerca de Pearl Harbor perdieron el control del aeroplano. Uno de los tripulantes atribuyó la responsabilidad del accidente a Amelia.

El fracaso no hizo sino incentivar a Amelia, que decidió cambiar el curso del viaje hacia el este. También decidió que, en la próxima ocasión, sólo la acompañara Noonan. El avión que escogió para su segundo intento fue un bimotor Lockheed Electra.Partió de Los Ángeles hacia Florida el 21 de mayo de 1937. El 1 de junio de 1937, voló desde Miami (Florida) hasta Sudamérica; de allí, a África y, posteriormente, a las Indias Orientales.
En Bandoeng, Amelia enfermó de disentería. Una vez recuperada, partió hacia Australia. Decidió desprenderse de los paracaídas porque consideró que no serían necesarios en lo que restaba del viaje.Cuando llegó a Lae, Nueva Guinea, el 29 de junio, había recorrido 33.000 kilómetros en treinta días. Sólo le quedaba por completar un tercio de la travesía. En Lae contactó con el Herald Tribune, que seguía su gran aventura. En las fotos Amelia aparecía enferma y cansada. Sin embargo, el 2 de julio reanudó su viaje. Al parecer, el avión tenía suficiente combustible, pero el día estaba muy nublado, con lluvias intermitentes.
Mantuvo constante comunicación con el guardacosta estadounidense Itasca. A las 19:30 envió al Itasca su célebre mensaje indicando que el combustible se estaba agotando. A las 20:14 el guardacosta recibió el último mensaje dando su posición. Hacia las 21:30 empezó a asumirse que el avión podía haber caído al mar, en un punto a 4113 kilómetros de la isla Howland, y comenzó una búsqueda contrarreloj.Los expertos consideraron que el avión podía haberse quedado flotando en el mar debido a los tanques se encontraban vacíos. Sin embargo, no había rastro de él.
El presidente Franklin D. Roosevelt autorizó la búsqueda de Amelia con 9 barcos y 66 aviones. Pero todos los esfuerzos fueron inútiles. El 18 de julio se abandonó la operación de rescate porque no existían ya esperanzas de encontrar viva a la tripulación.
El 5 de enero de 1939, Amelia Earhart fue declarada oficialmente muerta en el Tribunal Superior de Los Ángeles, California.
Nunca llegó a averiguarse qué sucedió exactamente con el biplano de Amelia, aunque surgieron diferentes teorías que no dejaban de recoger simples especulaciones. Algunos afirmaron que los japoneses habían capturado a Amelia Earhart y a Noonan y que los llevaron a un campo de concentración donde fueron ejecutados; otros, sostenían que derribaron su avión. También se afirmó que Amelia fue liberada y repatriada en secreto a los EE.UU. Incluso se llegó a sostener que Earhart ayudó al gobierno norteamericano en una misión secreta en Japón. Sin embargo, la teoría más aceptada es que el avión de Amelia se quedó sin combustible y se estrelló en las aguas del Pacífico.
Lo que está claro es que a día de hoy todo son especulaciones acerca de lo que pudo ocurrir, porque no se ha podido encontrar indicio alguno acerca de los restos del avión y eso que fue buscado por 9 barcos y 66 aviones. Despareció como engullido por la nada sin dejar el menor rastro.
Fuentes consultadas: www.wikipedia.org
www.ovejaselectricas.es
www.biografiasyvidas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Affiliate Network Reviews